Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
Escuela Liderazgo AE

habitos saludables

Por qué nos cuesta tanto adelgazar

15 Junio 2020 , Escrito por Escuela de Liderazgo Aprendizaje Experiencial Etiquetado en #Hábitos saludables, #Por qué nos cuesta tanto adelgazar

Hay que hacer cinco comidas, pero muy ligeras.

Hay que hacer cinco comidas, pero muy ligeras.

«Llevo un mes a dieta y no adelgazo».

Esta frase, especialmente después de la Semana Santa, es una de las más repetidas entre las mujeres que conozco. Y entre las que no, también. La historia se repite siempre: te pones a dieta, dejas de comer, pasas hambre; pero, por un extraño y misterioso motivo, no pierdes peso. El motivo no es ni mucho menos que nos haya cambiado el metabolismo y que hayamos tocado fondo, que ya nuestro cuerpo no responda a las dietas o que no estemos haciendo la más adecuada para nuestro cuerpo. Conocemos a la perfección cuáles son los motivos que nos llevan a engordar, pero a veces no tanto los que nos hacen no bajar de peso.

Uno de los grandes errores que cometemos cuando emprendemos la aventura de hacer una dieta por nuestra cuenta es que no sabemos qué comemos. Hay alimentos que nos engordan y nosotros pensamos que no, tendemos a comprar productos envasados sin leer los ingredientes, a comer fiambres que tienen mucho azúcar, frutas a destajo y ensaladas, que en realidad, tienen más calorías que un cocido porque las preparamos con ingredientes muy calóricos, grasas o carbohidratos de absorción rápida.

Una ensalada no debe llevar mucho más que sus lechugas, poco tomate y, como mucho, una proteína animal en baja cantidad. Y si la lleva, no debemos «doblarla» comiendo un segundo plato copioso. Comer cinco veces al día ayuda también a adelgazar porque el cuerpo no nota la escasez y no tira de la energía. Pero de aquí es de donde nace el falso mito de comer cinco veces al día… cosas calóricas. No. Hay que hacer cinco comidas, pero muy ligeras. Si hablamos de tomar algo a media mañana, no me refiero a una pulga de jamón o de tortilla, sino a un yogur, a una pieza de fruta que no tenga mucho azúcar o a unos frutos secos crudos. Nadie habló de salchichón o de pan, al menos hasta que hayamos empezado a perder peso y estemos en una fase avanzada de la dieta.

Si hablamos de tomar algo a media mañana, no me refiero a una pulga de jamón o de tortilla, sino a un yogur, a una pieza de fruta que no tenga mucho azúcar o a unos frutos secos crudos. Nadie habló de salchichón o de pan, al menos hasta que hayamos empezado a perder peso y estemos en una fase avanzada de la dieta.

Por este motivo, cuando te preguntes por qué no adelgazas, no recurras a la autocomplacencia y a excusas como que el estrés te hace ganar peso o que hay algo que estás comiendo que no deberías ingerir. Cuando no adelgazamos es porque estamos haciendo las cosas mal. Y no lo digo yo, lo dicen todos los médicos. Y para saber cómo hacerlas correctamente, lo mejor es que la dieta nos la revise un profesional.  (Tarrega, 2014, p.6)

Tárrega (2014) Bajar 10 kilos de peso, Madrid. La esfera de los libros.

Leer más